Blog

Comunicarse, no es solo hablar…

29 Septiembre, 2017

Partamos por su base etimológica, “comunicación” proviene del latín communicare y que significa “Hacer al otro de lo que uno tiene“, es bien interesante esta frase, ya que nos lleva a la raíz de lo que es comunicarse. Hoy se entiende por comunicación, al acto en el que dos o más individuos, basados en códigos preestablecidos o no, se transmite y recibe información.

Este proceso no es para nada mágico, existen un mínimo de condiciones para que esta se desarrolle y más aun si se quiere entregar la información de manera correcta; como primera condición y primordial tienen que existir un Emisor, es el que entrega y dirige la información; un Receptor, es quien recibe dicha información; un Contacto, es decir, un medio de enlace o de unión, que puede ser tanto un individuo como un lugar, y brinda una conexión física y psíquica entre emisor y receptor; todo esto no sucede sin un Canal de comunicación que puede ser muy variado según el entorno, ejemplos de este, pueden ser el aire, un cuaderno, hasta el mismo celular en tu bolsillo es uno de ellos.

Además, necesitamos de información o mensaje que entregar sino, todo lo mencionado funciona un bledo…y muchos otros factores que mencionare en un próximo blog; nos cabe mencionar la más importante condición que debe ocurrir para que la comunicación sea efectiva, y es que debe existir un Código.

Y es en este Código en el que me detengo un momento para que en conjunto lo analicemos.

Si hablamos de códigos ¿que es lo que primero se nos viene a la mente?, de seguro símbolos, escritos y sonidos, pues es que es así, los códigos se catalogan en lingüísticos (escritura, sonidos,…) y no lingüísticos (símbolos, formas, señales,…) .

Los canales de comunicación han aumentado en forma exponencial y tal grado que llega a ser difícil limpiar todo ese ruido que la información contiene hoy en día, estos pueden ser, todas las distracciones que el receptor hoy tiene a disposición (volvemos al celular…), errores al escribir por el poco tiempo que disponemos, lo saturado del medio,etc.

Como consecuencia es que nosotros como especie estamos volviendo a lo ancestral, como dice le latín, desde lo más básico, que es nuestro propio ser, con su forma, energía y vibración.

Nuestros ancestros no poseían un lenguaje avanzado, ni las capacidades para desarrollarlo aun, pero si sabemos que tenían formas primitivas para comunicarse, siendo los sonidos y movimientos los referentes de aquella época.

Y desde esa premisa, volver a las raíces, es que hemos creado diversas maneras para encontrar nuestro equilibrio, estar sanos, emocional y físicamente, para poder comunicarnos de mejor manera, una de estas formas, es la Sonoterapia.

Recuerda, no solo las palabras comunican y nunca están solas, existe información no verbal  y verbal en cada uno de nuestros mensajes, así que es primordial que tengan en cuenta la Intención con que esta se emite.

“Cuida tus palabras…

…cuida tus modos…

…cuida de Ti”

 

 

 

 

 

 

Comparte con tus amigos

Más Post

Suscríbete a nuestro newsletter